Muy buenos días a todos. Os planteamos hoy un tema para que reflexionéis. ¿La vida es música? ¿La música es vida? ¿Son cosas diferentes, están relacionadas, o son lo mismo?. El director y profesor de varias materias en nuestro Centro, Jesús Abad, nos habla sobre ello en este interesante post.

 

LA VIDA ES MÚSICA (I)

Es necesaria y conveniente, una reestructuración en la línea educativa actual.

Se puede afirmar con seguridad, que la música es en sí misma la fuente alrededor de la cual giran el resto de áreas, materias y disciplinas. Dicho así resulta un tanto escalofriante pensar que, de ser esta premisa cierta, la organización de todos los sistemas educativos se desmoronaría o al menos se cuestionaría la continuidad de estos a corto, medio y largo plazo.

Para poder comprender mejor esta contundente afirmación, es obvio que debemos tener argumentos de peso interrelacionados entre sí. Veamos por tanto algunos de estos aspectos.

La vida en movimiento

En primer lugar, hemos de entender la palabra “vida” como un término relacionado con el cambio, el progreso, la evolución, y en consecuencia todo esto inevitablemente ligado con “movimiento constante”. De aquí como es lógico, el lector inmediatamente puede crearse un esquema en el cual logra incluso imaginar el andar  de los primeros seres que poblaron la tierra o más sencillo aún, el motor de la propia vida humana: el corazón, cuyos movimientos como todo el mundo sabe, producen un movimiento constante. Al tratar de localizar estas fluctuaciones constantes a través de las arterias de un cuerpo decimos que estamos tomando el pulso. Es decir, podríamos afirmar que el pulso son una serie de movimientos intermitentes y constantes sin los cuales no existe movimiento ni por consiguiente vida humana. (En todo el presente texto, al hablar de vida, entenderemos vida humana, ya que el tema a tratar esta cimentado en la razón y la lógica, términos estos únicamente existentes en la raza humana).

Por otro lado, conocido también por todo el mundo, es la forma por la que se comunicaban nuestros antepasados; no con vocablos ni frases estructuradas sino precisamente por señales acústicas que, de forma innata seguían, al igual que el pulso, una serie de movimientos intermitentes y constantes, según qué combinaciones, tendrían un significado u otro. Podemos por tanto convenir en que la base de la comunicación actual parte de una serie de percusiones y movimientos constantes que nuestros antecesores más primitivos ya utilizaban para comunicarse entre ellos.

Imagen de la vida es música - Blog del CEAMD Maestro José Guillén - Sounds & Imagination

Áreas interrelacionadas

Actualmente, no hay sistema educativo vigente que no tenga como pilares fundamentales en sus estructuras y programaciones curriculares las matemáticas y la lengua. No se pretende, ni mucho menos diferir radicalmente en estos dos pilares, sino más bien, incidir en que tanto las matemáticas como la lengua así como el conocimiento del medio (sociedad, entorno geográfico y físico, sus características…), y el resto de materias están todas relacionadas entre sí y aún más, si tenemos en cuenta el apartado anterior, podemos deducir que todas ellas parten, lo queramos o no, de la propia vida y de los movimientos sucesivos generados únicamente cuando la propia vida existe; ya que la no vida, estaría ausente de pulso.

Si tuviésemos que organizar cronológicamente estas áreas, es evidente que antepondríamos la lengua al estudio de las matemáticas. Partiendo por tanto del lenguaje, no nos podemos desviar ni un solo instante del inicio y evolución de esta materia que como decíamos, parte de la comunicación por medio de señales acústicas percutidas y más adelante utilizando los sonidos corporales y guturales hasta perfeccionarse progresivamente.

Las matemáticas como ciencia es obvio que se estudiará unos siglos más tarde que la lengua, pero no es este nuestro objetivo ahora, sino la importancia en sí de la música como elemento globalizador del resto de las materias.

Matemáticas: Sumas, restas, multiplicaciones, divisiones, fracciones, etc. forman parte de una exclusiva fórmula de creación de infinitas combinaciones en movimiento.

Lengua: por su parte, por todos es sabido que la música es un lenguaje universal y que sin este la vida no tendría lugar.

Conocimiento del medio: Distintas sociedades, (sus evoluciones), políticas diversas, culturas desiguales, entornos geográficos dispares, todo ello automáticamente relacionado con el progreso, la evolución y el movimiento.

Educación física: Entendemos por esto el estudio y control de los movimientos del propio cuerpo.

Física y química: intrínsecamente conceptos relacionados con el estudio de las proporciones y combinaciones: Matemáticas

Idiomas: En cuanto a los matices propios de la música, medio de transmisión con denominador común independientemente de quien la escuche.

…continúa

Jesús Abad

__________

Hasta aquí por hoy. Os esperamos el próximo fin de semana, que concluiremos este tema para cimentar nuestros pensamientos de si la música es vida, o si la vida es música, o si solamente están relacionados estos dos términos. Podéis comentar y compartir en Twitter y Facebook siempre que lo deseéis.

Buena semana.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Divi WordPress Theme