Muy buenos días a todos. Hoy contamos una vez más con la colaboración de Cristina Guzmán, la profesora de clarinete de nuestro centro. En este post nos explica cómo trabajar la caña del clarinete para sacarle el mejor sonido.

 

LA CAÑA DEL CLARINETE (II)

En un post anterior (La caña del clarinete I) vimos una descripción general de las características de las cañas y de la importancia de elegir una buena caña a la hora de tocar. En este veremos dónde y cómo se trabaja una caña para obtener de ella unas cualidades diferentes a las que presenta nada más salir de la caja.

La norma general es que una caña funcionará bien cuando esté equilibrada, es decir, que sea simétrica con respecto al eje longitudinal de la misma. Cuando trabajemos una caña deberemos intentar buscar esta simetría para evitar vibraciones extrañas, a menos que un ligero desequilibrio sea el que funciona para nosotros. Las relaciones entre las proporciones de la caña y el resultado sonoro o respuesta final son generalidades, pueden variar con cada caso.

El modo en el que se trabaja una caña es siempre el mismo: retirando material de zonas determinadas para modificar la respuesta de la caña. No es recomendable trabajar la caña nada más estrenarla, puesto que la caña aún necesita acostumbrarse al entorno de trabajo, que viene determinado por la humedad y temperatura del ambiente, nuestro régimen de trabajo e incluso nuestra propia saliva. La caña está formada por fibras naturales que absorben humedad, se dilatan y contraen con la temperatura y se modifican con la composición de nuestra saliva. Al proceso por el cual nuestra saliva (su composición química personal) afecta a las fibras de la caña se le llama curado y dura alrededor de una semana.

La caña del clarinete (II) - imagen para el blog del CEAMD Maestro José Guillén - Sounds & Imagination

La caña del clarinete (II) – imagen para el blog del CEAMD Maestro José Guillén

Para retirar material, se utiliza papel de lija con el grano muy fino o una cuchilla. El papel de lija es muy útil para trabajar la tabla de la caña, pero no tanto para trabajar la cara frontal de la caña. Las ventajas de la cuchilla frente a la lija son que se suele tener una idea mas realista de la madera que hemos arrancado y no cierra los poros de la caña por la abrasión. Para recortar la punta, son muy útiles los cortacañas. Se venden en diferentes modelos y marcas, cada uno con diferentes tipos de punta (curva) y calidades. Para trabajar la tabla es conveniente tener una superficie lo más lisa y dura posible. Es muy útil tener un trozo de cristal para usar como base para el papel de lija, o incluso un cristal esmerilado que nos sirva él mismo como lija. Hay marcas que lo venden como un conjunto para retocar cañas.

(…continúa)

__________

¡Os dejamos con las ganas! La semana que viene terminaremos este post con las partes de una caña y la forma de trabajar cada una de ellas. Esperamos que os esté gustando y recordad que podéis compartirlo en Twitter y Facebook.

Os recordamos también que el próximo sábado 25 de febrero vendrá a nuestro centro el tenor español Sergio Escobar, e impartirá una clase magistral a la que podrán acudir todos los interesados. (Se aplazó)

Buena semana.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Divi WordPress Theme