Muy buenos días a todos. La semana pasada veíamos lo importante que es limpiar nuestro instrumento musical después de cada uso. Hoy Cristina nos explica la higiene del instrumento, en cuanto a una limpieza más exhaustiva a medio-largo plazo.

 

HIGIENE DEL INSTRUMENTO (II)

Ahora pasamos a tratar la limpieza a medio y largo plazo. A pesar de la limpieza que realizamos después de cada sesión de práctica, debemos tener en cuenta otro periodo de limpieza más exhaustiva. En este caso hay que entrar a valorar cada cuánto podemos llevar a cabo esa operación por tiempo, facilidad y desgaste del instrumento. En instrumentos de viento metal es conveniente hacerla una o dos veces al año. En los de madera, dependiendo de la complicación de la operación y del impacto de la misma, entre 2 y 3 veces al año, tal vez coincidiendo con las pausas de las vacaciones trimestrales.

Los instrumentos de metal se lavan sumergiéndolos en agua jabonosa, incluso con algún desinfectante adecuado, durante un periodo suficiente como para que reblandezca y disuelva los restos de suciedad que se van acumulando durante el año. Para ello, desmontamos los tubos y las válvulas y los introducimos en un barreño, palangana o incluso en una bañera en los más grandes durante una mañana o noche. Debemos tener mucho cuidado con las válvulas y los pistones, sobre todo de no rayarlos durante la extracción. Después lo aclaramos bien todo, utilizando una escobilla como las que se utilizan para lavar vasos de tubo (con las cerdas lo más blandas posibles). Tras dejar secar durante un día, para asegurarnos de que no queda nada de humedad, la podemos volver a montar. No debemos olvidarnos de engrasar todas las partes antes de ensamblarlas con el lubricante apropiado.

Imagen para Higiene del instrumento II - Blog del CEAMD Maestro José Guillén - Sounds & Imagination

En los instrumentos de viento madera, podemos seguir dos planteamientos diferentes. Uno de ellos es considerable y más difícil y arriesgado, sin embargo su variante más sencilla nos servirá. El planteamiento sencillo consiste en utilizar un bastoncillo para limpiar bien los oídos de las llaves por dentro y en zonas de difícil acceso. Hay que tener cuidado de no clavar el plástico del bastoncillo en la madera. Para la limpieza exterior podemos utilizar un pincel (con las cerdas blandas) que nos permita limpiar bajo los ejes de las llaves y otros elementos. Si tenemos aceite para madera (específica del instrumento) podemos mojar ligeramente un paño que este viejo y pasarlo por el tubo para que impregne un poco la madera por dentro y limpie el tubo. Hay que tener mucho cuidado de que no rezume aceite del trapo que pueda entrar en los oídos y llegar hasta las zapatillas, pues podrían estropearse. (Si no tienes confianza, puedes tapar cada zapatilla con un poco de film transparente o papel de aluminio).

La versión difícil de esta limpieza consiste en desmontar las llaves para poder tener acceso a todas las partes del instrumento. Así, desmontamos las llaves; limpiamos toda la extensión del tubo y las propias llaves; aplicamos aceite a la madera y retiramos el sobrante tras dejar reposar durante unas 12 h; y engrasamos las llaves al volver a montarlas. Este proceso es complicado por la complejidad de los mecanismos y por la posibilidad de no recordar el lugar u orden exacto de alguna pieza.

A todo esto hay que añadir la limpieza del propio material de limpieza. Los trapos y escobillas deben lavarse periódicamente y ser sustituidos cuando se cumpla su vida útil y su calidad descienda.

Con estas rutinas -algunas muy sencillas y otras no tanto- conseguiremos mantener una higiene adecuada a lo largo de nuestra práctica instrumental y lograremos prolongar la vida de nuestro instrumento al evitar un gran desgaste (sin embargo, una limpieza excesiva o muy frecuente puede redundar en un desgaste adicional). Así notaremos incluso una mejoría en el estado de nuestro instrumento.

__________

¡Muchas Gracias a Cristina Guzmán! Seguro que ahora mucha gente tendrá la higiene del instrumento en cuenta para que les dure más y para que cada vez que lo toquen, lo hagan siempre en las mejores condiciones. Esperamos que os haya gustado y recordad que podéis comentar y compartir en Twitter y Facebook.

Buena semana.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Divi WordPress Theme